Para el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, la construcción del Tren Interurbano México-Toluca presenta más de 80 por ciento de avance y es además, resaltó, de un alto beneficio social que “supera en mucho su costo económico”. Pero la obra ya tiene invertido más de ocho mil millones de pesos adicionales a lo presupuestado, añadiéndole lo que se siga acumulando.

Sin embargo, un equipo de reporteros de IDM realizó un recorrido por la obra y observó un atraso en la colocación de estructuras, vías, construcción de estaciones, entre otros, con lo cual puede considerarse un avance menor al señalado por el funcionario federal.

Ante este escenario, el secretario de Comunicaciones y Transportes presenció  junto con el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Francisco Guzmán Ortiz,  y la subsecretaria de Transporte, Yuriria Mascott Pérez, la salida de una de las dos tuneladoras que construyen el Bi-túnel de 4.7 kilómetros que forma parte de los 58 kilómetros de longitud total del Tren Interurbano México-Toluca,.

En el portal poniente situado en el cerro de Las Tres Cruces que culmina el túnel vía derecha del Tren, el titular de la SCT explicó que los 52 mil millones de pesos contratados a la fecha contempla la inflación y el tipo de cambio, conceptos que por ley están considerados en todos los proyectos de infraestructura; así como la diferencia generada por el  cambio en el trazo original.

El titular de la SCT manifestó que en septiembre próximo iniciarán las pruebas del tren en el tramo de Zinacantepec hasta Santa Fe y especificó que la obra civil “quedará terminada al 100 por ciento en noviembre”.

Recordó que durante más de tres meses la obra estuvo detenida por algunos ejidatarios que exigían un pago adicional, pero ya está resuelto y se trabaja las 24 horas del día.

El secretario de Comunicaciones y Transportes destacó que la parte más compleja de la obra es la construcción de los túneles, uno de los cuales se culminó y en los próximos días quedará concluido el otro.

Las tuneladoras excavaron un túnel izquierdo de 4 mil 719 metros y el ya concluido de 4 mil 740 metros de longitud y 8.57 metros de  diámetro, que reduce a 7.50 metros con dovela.

Ambas máquinas, mientras perforaban, también armaban e instalaban los 6 mil 312 anillos de dovelas que conformarán el Bi-túnel por donde circulará el tren. El equipo laboró las 24 horas los 365 días, en tres turnos. Cada máquina tuvo por turno 30 técnicos especializados nacionales y extranjeros.

Entre las ventajas del uso de la maquinaria están: conservación del medio ambiente, ya que cuenta con una estructura metálica que permite colocar anillos de concreto para proteger el terreno que la rodea y trabaja en EPB evitando afecciones al nivel freático.

Además, permitió la estabilidad del suelo, al reducirse el movimiento, así como las vibraciones de tierra, por lo que la generación de emisiones atmosféricas como polvo o gases fue mínima. Cada una de las tuneladoras extrajo alrededor de 285 mil metros cúbicos de material.

En su oportunidad, el director general de Desarrollo Ferroviario y Multimodal de la SCT, Guillermo Nevárez Elizondo, explicó que el Tren Interurbano México-Toluca, será el primero de alta velocidad en América y comunicará a las ciudades de México y Toluca mediante dos terminales (Zinacantepec y Observatorio) y cuatro estaciones intermedias (Pino Suárez, Tecnológico, Lerma y Santa Fe).

El Tren Interurbano México-Toluca transportará a 230 mil pasajeros diariamente en un recorrido de 39 minutos. Tendrá 30 trenes de tipo eléctrico aerodinámico marca CAF, cada convoy está integrado por 5 carros, y podrá trasladar hasta 723 personas por viaje.