Se liberó el primer paquete de recursos del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) con un monto de 23 millones de pesos, que su vez, forma parte del Fondo de Apoyo Parcial Inmediato (APIN). Los recursos se aplicarán en la reconstrucción de caminos de las zonas afectadas por el paso del huracán “Odile” y la tormenta tropical “Simón”, en las comunidades de Bahía de Los Ángeles e Isla de Cedros. 

A este respecto, el Gobernador de Baja California, Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid, expresó que hay una coordinación armónica con el Gobierno Federal, “por lo que nos congratulamos con la noticia de que ya empezaron a llegar los recursos federales”. 

Asimismo, el mandatario reiteró que el Gobierno del Estado atendió a dichas zonas afectadas con recursos propios, lo anterior de manera coordinada con el Ayuntamiento de Ensenada y el apoyo de instancias como la Marina Armada de México, entre otras. 

Por su parte, el Secretario de Gobierno del Estado, Francisco Rueda Gómez, informó que estos primeros recursos se aplicarán en Bahía de los Ángeles en la rehabilitación de los caminos rurales de la zona; mientras que en Isla de Cedros se tiene proyectado rehabilitar el acceso principal, el acceso a los campos pesqueros y realizar el desazolve de la dársena o muelle donde llegan las embarcaciones. 

Además, confirmó que ya se presentaron ante la Secretaría de Gobernación, las correspondientes solicitudes de recursos y sus diagnósticos de obras y acciones por cada sector afectado, para efectos de que sean analizados y, en su caso, continuar con los trámites conducentes para la autorización de un segundo paquete de recursos.